DINA AMANDA SANCHEZ BACA

 

Dina Sánchez Baca.- Trujillana. Profesora, egresada de la UNT. Primer Puesto – Ministerio de educación. Poesía Infantil, 1996. Primer Puesto ADEN – PERÜ – Trujillo. Narrativa Femenina, 1997

Primer Puesto – Ministerio de Educación – Cuento Infantil, 1998. Libros: Canción del Azahar y otros poemas – Poesía Infantil, 1999. De cristal – Poesía Infantil. Cómo no amarte, Santiago. Poemas de homenaje a Santiago de Chuco. Miembro de “Casa del Poeta Peruano”, Frente de Escritores de La Libertad. Presidenta de la Agrupación de Escritoras Norteñas del Perú – Núcleo Trujillo. Poeta Nokanchi Kanchu.


Diana A. Sánchez Baca, es una extraordinaria poeta y escritora liberteña. Su poesía más conocida es la que dedica a niños y jóvenes, sin embargo ha abordado otros tópicos, donde la sencillez se ve acompañada por un profundo humanismo. Su poética se ve cargada de elementos propios de la naturaleza donde la descripción y el simbolismo tienen lugar, con un profundo compromiso social que se ve reflejado en poemas como "El día perfecto de la rosa" "Hombre de viento" "Es probable, gitano compañero", entre otros. Su poesía desde hace un buen tiempo viene peregrinando por antologías poéticas en distintos lugares como es el caso de "Brisas poéticas modernas" que se publicó en California por Karl Bernad, quién recopilo la producción literaria de poetas de varias partes del mundo, entre ellas, ocupó un lugar privilegiado Dina Sánchez. 

Su temática es diversa, sin embargo, los tópicos versan sobre descripciones paisajistas y elementos naturales que abandonan su sentido habitual para convertirse en parte  del universo de significaciones que configuran la poética de esta prolífica escritora.

BENDITOS LOS TRIGALES

A veces me pregunto
si en el místico altar de la palabra
tu nombre existe.

Le he preguntado al sol, 
los Apus no responden,
la lluvia no se da por enterada
y en mi mano
aún no tiende a enturbiarse mi mañana.

En mi voz, 
enjambre de sutiles armonías
intentan florecer notas extrañas
que no conozco
que nunca conocí.

Yo soy mujer,
benditos los trigales.
Yo soy mujer,
un canto heterodoxo a lo planteado.

¿Qué más de mí?
Mi planta
intenta desde siglos
dejar su huella azul y tú la borras
y camino y camino.

Ay, corazón, 
¿qué guarda tu latido?
¿qué concepto escondiste que aún no hallo?

Ay, Leovigildo, Leovigildo, 
ten presente
que el tiempo es blando,
que la flor
ya se ha abierto al infinito,
que no anochece más
y que el camino
se abre como una luz.

Yo, soy mujer.
Benditos los trigales.


Respecto a Génesis, presencia de mujer es un libro compuesto por 56 poemas. "En él, y a partir de él, asumo el papel del supremo creador. En este libro se impregnan la influencia de Machado, Neruda, Octavio Paz, Vallejo, pero principalmente de García Lorca. Siento mucha admiración por Federico García Lorca. Siento que él, como escritor, me lleva de la mano por el camino de la poesía." Dina A. Sánchez Baca.


Acabo de leer  Génesisel último libro de  Dina Amada Sánchez Baca y todavía no me libero del exultante lirismo que contienen sus páginas. La Polarollo refiere en la contratapa a Darío y Vallejo  como sus referentes. Creo que no  quizá, digo,  Juana de Ibarbourou  y algo de Gabriela Mistral, más por ese espíritu de mujer que de comienzo  a fin recorre el poemario,  aún cuando estoy  tentado en  sostener que simplemente  aprendió del viento, del arroyo, del tiempo, de la espiga; aprendizaje que se dio al rigor de un  misticismo rural, casi de fronda, bajo la fragua del humano dolor de la  existencia: Y resulta- escribe la poeta-/ que el ave que habitaba/ entre mis manos,/ que engendrábase rotunda/ entre mis manos,/ se convirtió en silencio,/ en mano de tiempo,/ en recuerdo de viento./Y resulta, también,/ que a pesar de los pasos/ dormitados/  el génesis y el éxodo se unieron/ en canto apocalíptico/ y entonces,/ el ave que dormía entre mis manos,/ el ave que era vida entre mis manos,/el  ave de aquel cuento,/  fue tornando en esquema su/ figura,/ en un trazo final,/ en punto muerto. 

Mención aparte merece la musicalidad y la ternura, características constantes en los poemas de Dina Sánchez   que nos hacen recordar a Juan Gonzalo Rose, el maestro. 
Ángel Gavidia Ruiz.

Trujillo, 12 de febrero del 2018

Gracias querida escritora Dina Amada Sánchez.-

Eres tú, NOKANCHI KANCHU,

donde el alma de la tierra

se hace canto y poesía,

se hace trazo y es color.

Donde el alma de la tierra cuenta historias

mientras danza en nuestros seres

un latido galopante de telúrico candor.

Sentimiento que redime

nuestros tiempos ancestrales

transformando nuestras almas

en fraterno himno de gracia,

de arte, esencia, paz y amor.

Eres tú, NOKANCHI KANCHU,

el nosotros palpitante

de esta gran patria peruana

que se anida en tu cantar;

de esta gran patria peruana

cuya voz se eleva al cielo

desde el ande a la floresta

y, desde ésta, hasta el mar.

Dina Amada Sánchez.-

Trujillo - Perú.


Comentarios

Entradas populares de este blog

MIRIAM LOPEZ AGUIRRE

Antonio Silva García

JUAN VILLENA ZÁRATE