JUAN VILLENA ZÁRATE

JUAN VILLENA ZARATE, es poeta y novelista, ha publicado libros como “El Cautiverio de Lucrecia”, “Ojos de Choloque”, “La Fe en Pedazos” y “El Destino de Victoriano” "La Parodia del Cristo Choledo", entre otros trabajos literarios programados en el Plan Lector del sector educativo desde el quinto grado de educación primaria hasta estudios superiores.   La narrativa del escritor es un trabajo maduro y su producción literaria son una muestra de entrega, terquedad y paciencia. Es natural de Santa Cruz de Toledo, provincia de Contumazá. Cajamarca y radica en San Juan de Lurigancho. Ha recibido premios y reconocimientos a nivel nacional de importantes instituciones.






El Destino de Victoriano, es un relato que abre un mundo nuevo en la literatura peruana, con sucesos y pasajes fascinantes que atrapan al lector con una encrucijada de hechos verosímiles e inverosímiles que se desenvuelven en los escenarios del ande Cajamarquino. La breve historia del personaje de la obra a quien se le signa el nombre de Victoriano, es el personaje que enarbola los pasajes más emocionantes y trágicos en complicidad con el tiempo y los otros personajes los cuales hacen el drama y mantienen a la expectativa de la historia. El relato se inicio con un lugar inhóspito y agreste, es allí donde una bella y joven mujer ha sido enviada por una secta religiosa para preparar el escenario denominado la Mónica, donde debería realizarse una conferencia pastoral por el espacio de tres días.
Juan Villena Zárate,  nacido en el año 1955 es ejemplo de superación,  en el año 1999 conoce a Alcides Vargas, un poeta bohemio que luego de observar  unos escritos que Villena Zárate le enseña, lo impulsa a la publicación de su primera novela, la que llamó “El Cautiverio de Lucrecia”.
FUERZA  PERUANOS 
Juan Villena Zárate
Hoy, todos unidos, juntos como hermanos
Venzamos las inclemencias, que nos da la naturaleza
Los ríos braman, como toros de fiesta
Arrasando todo, lo que a su paso encuentran.
Hay muerte, hay dolor, no cesan las turbias aguas,
 que con toda su furia llegan.
Dejando desastres y mucha tristeza.
No te amilanes peruano,
El rio te ha quitado todo, tu casa, tus animales 
y todos tus enseres, 
pero menos la vida, que es lo más preciado,
que los humanos tenemos.
Renace en medio del barro, como lo hizo
Evangelina Chamorro, con coraje, con sabiduría,
Como viejo zorro, que cuida su guarida.
No es castigo de Dios, es ira de la naturaleza,
Que nos da un escarmiento , tal vez así,
Seamos mejores personas, mejores humanos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

PEDRO LOVATON SARCO

ORLANDO ORDOÑEZ SANTOS

ALIDA CONSTANZA CHAUCA NOLASCO